jueves, agosto 09, 2007

¿Disfuncionales ellos? ... ¡No, nosotros!

Desde hace años tengo la sensación de que Los Simpsons en realidad es la familia más normal del mundo. No puedo decir que siempre creí eso porque no es verdad. Cuando la serie comenzó, o por lo menos cuando la comencé a ver, creo que yo estaba en octavo grado o en noveno en esos días, pensé que era lo más irreverente y original que había visto, que rayaba en lo hereje y que iba en contra de las normas de la sociedad. Aún sigo pensando que es lo más irreverente y que a pesar de los años es lo más original que he visto, pero no porque sea blasfema, sino precisamente por lo contrario.

Leyendo la última entrega del palomático blog de mi amigo Orkus, (El Blog del Salmón, que se publica en La Prensa Gráfica, creo que cada jueves, no estoy seguro de ese dato), hallé la respuesta a esa idea que me daba vueltas en la cabeza desde hace ratos. Orus aseguraba que la primera película de la familia amarilla había sido "una mayúscula decepción" porque había sido un episodio alargado y que esperaba más agresividad. Eso no lo sé porque aún no he podido ver la movie. Y propone un término que asocia a los Simpsons: Trasgresores. Eso vendría a ser que Homero y compañía son violadores de lo cotidiano, "malacates" como diría Saca, peores que Belloso a los ojos de Figueroa, el Bush de la TV para Castro y Chávez.

Discúlpame, Orko, pero pienso que se te salió el Rodolfo Parker que todo mundo lleva dentro. Y es la primera vez que estamos en desacuerdo, con algunas contadísimas ocasiones en las que no compartía tu criterio en Hincha Rock y en ese momento estoy casi seguro que el equivocado era yo. Pero en qué son trasgresores los Simpsons?

Repasemos la historia. Homero y Marge han representado una estable familia, núcleo de la sociedad desde las concepciones más puristas, y en ese ambiente han criado a tres hijos y tienen aún espacio para darle cobijo a un chucho aguacatero de raza pura y a un gato que inspira miedo. Eso en un largo, largo período de tiempo, 400 capítulos y 18 temporadas, una más viene ya en camino en los próximos días.

Los Simpsons van a la iglesia en familia, como pocas en estos días; Marge tiene una estrecha amistad en el Reverendo Amor, que por cierto es un destacado líder comunitario y que ha surgido como tal en momentos de crisis en Springfield; y, sobre todo, especialmente en boca de Homero, se cuestionan sobre la existencia de Dios y sobre sus voluntades, algo que es completamente saludable y que muchas religiones propician, incluyendo iglesias cristianas; actividad que normalmente encuentra una gran resistencia sólo en el seno del Vaticano, que le encanta inventar nuevas, variadas y novedosas definiciones de pecado para todo y que tiene aversión a que su feligresía lea y entienda por sí misma la Biblia. Las trasgresiones en ese caso vienen de Ratzinger y compañía, que no lo dejan disfrutar la libertad en lo que uno cree.

Uno de los capítulos más famosos de la serie es cuando Homero habla con Dios y, aunque no me acuerdo exactamente, la respuesta a su inasistencia a la iglesia más o menos es la siguiente: "Porqué voy ir al infierno? si yo trabajo duro, quiero a mis hijos y a mi esposa, y sólo no me gusta desperdiciar mi domingo yendo a un lugar donde sólo hablan que me voy ir al infierno". Digna para un capítulo de la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino o de San Pascual Bailón, por lo menos.
Cuántos de nosotros no hemos increpado a Dios, dudado de su existencia (algunos no creen en él, opción que yo respeto mientras respeten la mía), achacado problemas o malas situaciones. Yo, incluso, lo he puteado un par de veces cuando he tenido crisis. La última fue hace un par de años y, si reprodujeran el francés que utilicé con él en ese altercado existencial, en un capítulo de los Simpsons, creo que el resultado sería la ex comunión de Matt Groening y Dan Castellaneta. Y eso que yo me considero católico y tengo mucha fe en Dios. A mí no me vengan con pajas, que más de alguna vez se les ha salido alguna pendejada con él.

Sigamos hablando de Dios que suele ser tema picante y por la que la mara saca las piedras del bolsillo. Las apariciones del infierno y del cielo son frecuentes en la serie. Pero aunque muchas veces el infierno sea una tentación, especialmente para Bart u Homero, siempre es una mala opción y el cielo, a la larga, es lo mejor. No era así como me le gusta a Papa Chus? Y si ser tentado es trasgresión, pues trasgresor fue Jesús varias veces cuando fue seducido por el demonio en el desierto y cuándo le flaquearon las fuerzas antes de su martirio y pidió a Dios que lo sacara de esa prueba.

Y de las tentaciones carnales, que son las más difíciles, un capítulo tal vez no de los más aclamados por los fans pero que a mí se me quedó grabado fue cuando Homero estuvo cerca de ser infiel. Y no lo hizo!!! Era una mujer guapa, agradable, conversadora, se enamora de verdad de Homero y él pasa por la crisis de los 50. Y el calvito dijo no, no, no y no. Y él mismo dice la razón: Porque ama a su esposa. Yo no sé, para muchos cerotes machos es una trasgresión no darle vuelta a una mujer, no importa si se cae en infidelidad. Pero si quitamos esa opción de macho a lo Anastasio Aquino y respetando cada quién con sus valores y con sus acuerdos entre pareja, pero desde el punto de vista más tradicional, qué es lo que trasgrede Homero? Nada, es más, después de haberle hecho huevos se merecía una estatua enfrente del Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos del Dinero, digo, de Israel.

Vayamos a hechos puntuales. Cuando en la serie aparece el futuro de Bart y Lisa. El futuro de ella es la de una profesional exitosa, incluso, en un capítulo es la primera mujer presidenta de Estados Unidos; mientras que el futuro de Bart es el de un vago, hippie y mantenido. No es ese un futuro justo para una niña que se esfuerza estudiando, que se aplica en la escuela, que ya es inteligente por naturaleza?

Sigamos en la escuela. A quién escoge Bart cómo mejor amigo? Es Milhouse, el hijo único de una familia tradicional, que usa lentes, es nerdo y que tiene un futuro brillante. Cuál es la trasgresión ahí? Ha, ha, como diría Nelson, quien de verdad es el malo de la escuela y que es acérrimo enemigo de Bart y al le va mal. El mensaje: escoge un buen amigo.

Y hay cosas que son mostradas "cruelmente", pero creo que pasan en la realidad. Por ejemplo el abandono en un asilo del abuelo Simpson. No pasa eso a diario en todos lados? Aún estoy en shock con la noticia de que una tía abuela mía fue internada en un asilo por sus dos hijas, después de bajarle todo el billete. Violencia doméstica, pues que yo me acuerde jamás ha pasado entre Homero y Marge, solo el clásico estrangulamiento a Bart. Ahí si no hallo que decir porque ahuevo hay "trasgresión".

Tampoco hallo trasgresión en todos los clásicos personajes de la serie porque son estereotipos de lo que pasa en la realidad: el alcalde, un político siempre rodeado de dos tetutas edecanes, y si no pregúntele a Paquito Flores los culitos que uno se consigue con pisto y poder sin importar que uno parezca Memín Pinguín; Barney, el bolito que sólo causa daño sin mala voluntad; Moe, el tabernero, confesor de todos los chichipates y con grandes historias que contar; la maestra Edna, una mujer con una frustrada vida sexual; el director Skinner, con un marcado problema psicológico de dependencia... y un largo etc.

Así que la única trasgresión de los Simpsons es mostrarnos como vemos nuestra misma sociedad pero de color amarillo D'oh....

3 comentarios:

Ricardo dijo...

Si mal no recuerdo los primeros capítulos de los Simpsons que se transmitieron aquí iban dirigidos a los niños. (Salía la voz del Hollywood Pack: amiguitos él es Barth Simpson)
Uhhhh y se puso feo con las madres de familia cuando escuhaban el "Oye viejo" de Barth. Después, los transmitían a las 10 y ya no los veía. ¡Se hizo el reguero de comentarios que los muñecos amarillos eran diabólicos! (igual que los Pitufos y Xuxa, pero en versión obscena)y les cambiaron la clasificasión. Creo que eso los hizo más sensacionales.
Ahhhh tiempos aquellos...

MAJOHUEZO dijo...

DEJAME DECIERTE QUE ME PARECE QUE ES DE LO MAS ACERTADA TU REFLEXION, CREO QUE TE VAS A LLEVAR UNA SORPRESA CUANDO VEAS LA PELÍCULA MI AMIGO.

Taura dijo...

vaya kbron...
ya tenias ratos de no escribir..y es q cuando la haces de historiador tipo las caricaturas de cantinflas q weba (aunq tengo q aceptar q sos paloma a la hora de tomar fotos)...La verdad es q los simpson son la ley y si no has visto la movie...de lo q te estas perdiendo